Mostrando entradas con la etiqueta Pielonefritis.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pielonefritis.. Mostrar todas las entradas

BARBAS DE MAÍZ PARA LA CISTITIS.

La infección de orina es producida por una proliferación de patógenos que se quedan alojadas en la uretra, la vejiga y en algunos casos los riñones. En las mujeres, es más fácil que la infección llegue a los riñones, produciendo pielonefritis, esto se debe a que la uretra es más corta en las mujeres. Para evitar que los agentes infecciosos suban por la uretra y que la infección se complique, es ideal tomar mucha agua y un fuerte antidiurético. Un diurético especialmente potente y con acción protectora, es las barbas de maíz. Una infusión de esta parte de la planta barre las colonias de bacterias.

Ingredientes:
1 litro de agua.
30 gramos de barbas de maíz.

Preparación:
Calentamos el agua hasta que hierva. Echamos las barbas de maíz y dejamos hirviendo durante 10 minutos. Después de este tiempo apagamos el fuego y dejamos enfriar. Podemos endulzar al gusto evitando el azucar moreno.

Uso:
Hay que tomar un vasito 6 veces al día.

CATAPLASMA CALIENTE DE PUERROS Y VINAGRE.



La piel tiene la capacidad de absorber, sobre todo cuando se mantiene caliente y se abren los poros. Este es el efecto del cual se aprovecha los balnearios y, otro ejemplo menos saludable, los parches de nicotina que van introduciéndo la nicotina en la piel poco a poco. Pues podemos aprovechar esta propiedad de la piel para realizar un cataplasma que va a combatir la infección.

Una cataplasma muy útil que hace efectos de forma rápida es el siguiente.

Ingredientes:
3 puerros
1/2 litros de agua.
Sidra de manzana

Preparación:
Se debe calentar el agua con los puerros cortados bien finos. Cuando este hirviendo se vierte un chorro de sidra. Se remueve y luego se cuela.

Uso:
Lo ideal es colocarse el cataplasma calentito, por tanto puedes aplicarlo sobre el bajo abdomen en varias veces.... mínimo una hora. Verás como se siente alivio desde los primeros minutos.



AGUA MAGNETIZADA.


Es beneficioso beber mucha agua cuando sufrimos de cistitis... pero la verdad es que este es un remedio, que consiste en beber agua y que no lo conocía hasta la fecha. No obstante, he decidido hacer una mención a este tipo de tratamiento para la cistitis (y otros tantos males según algunos), pero que según la wikipedia no tiene ningún tipo de mejora ya que es un método pseudocientífico. Esto quiere decir que no se puede comprobar con métodos científicos pero que parece que "algo" sí que funciona.

El  agua magnetizada se vende ya embotellada, pero también la podemos "fabricar" nosotros. Basta con obtener los imanes adecuados, tales como imanes (Auris), por ejemplo.

Cada noche se coloca una olla o una botella de agua entre los dos imanes, de modo que esté dentro del campo magnéticos que se produce entre ellos. Al día siguiente se obtiene ya un agua magnetizada... No obstante, no debe calentarse y por tanto no sirve para cocinar. 

El fundador de Auris comenta los beneficios de esta maravillosa agua "El agua magnetizada por su fuerte capacidad de hidratación, evita la acumulación de residuos en la excreción, la deposición en las paredes de los vasos, la congestión de los órganos, elimina cálculos renales, bajar el colesterol y la diabetes, combate el estreñimiento, el hígado o insuficiencia biliar, promueve la pérdida de peso, fatiga y falta de lucha de la energía, prevenir lesiones durante el ejercicio y mejorar el rendimiento físico ".

La explicación teórica es que los electrones de los minerales que se encuentran en el agua son ordenados y por tanto no se van acumulando entre ellos. Facilitando así la absorción de estos y produciendo mejoras en aquellas partes del cuerpo que la absorban. Esto es lo que yo he entendido, cualquiera, sin ser experto, lo entenderá mejor.

Si alguno decide opinar o aportar información, será agradecido... con un "gracias".

INFUSIÓN DE PEREJIL PARA LA CISTITIS.


Hay alimentos que tienen cierto poder antibiótico como son el ajo, la cebolla o el limón, y que podemos utilizar para atacar una infección interna simplemente tomándolos de vez en cuando. En algunos remedios expuestos en la web, ya hemos utilizado varios... Pero en esta entrada podemos echar mano a un nuevo remedio que estará preparado con perejil, una planta que tiene cierto poder antibiótico y que tomado regularmente, eliminará la infección de orina, ya sea cistitis, uretritis o pielonefritis.

INFUSIÓN DE PEREJIL.

Ingredientes:
1 vaso de agua
2 cucharaditas de perejil.

Preparación:
Cortamos el perejil en trozos pequeños y lo echamos a un cazo pequeño con 1 vaso de agua. Llevamos a hervir y dejamos que hierva durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Luego retiramos y colamos. Podemos endulzar al gusto.

Uso:
Tomar media infusión preparada antes de acostarse y la otra media al levantarse en ayunas. Esto durante 4 días seguidos.

Contraindicaciones:
No tomar en embarazadas ni si tienes intención de quedar embarazada en breve. 

Ducharse mejor que bañarse.

Es cierto que es muy agradable tomarse un baño con agua caliente y con ciertas sales relajantes. Pero si tenemos infección de orina cistitis, es aconsejable dejar esto a un lado y durante un tiempo, es preferible que cambies los baños por las duchas.


En realidad, las duchas, además de ser más ecológicas limpian mejor nuestro cuerpo. Mejor que un baño. 

Cuando nos bañamos, y tenemos una infección, es probable que la zona genital permanezca mayor tiempo con mojada, algo totalmente desaconsejable si la infección se debe sobre todo a hongos (como la Cándida). Piensa que durante un tiempo, estas propiciando las condiciones perfectas para que este hongo se desarrolle: humedad y calor. Además en una ducha se eliminan mejor las bacterias y los hongos, ya que no es agua estancada.

Por otra parte, si añadimos las sales de baño, es probable que estas puedan irritar más la zona. Aunque la sal en sí no es mala para la infección, sí es cierto que a continuación del baño, produce el efecto de resecar la piel, pudiendo afectar una zona sensible e irritándola. Los aceite tampoco son aconsejables y en general para ningún producto perfumado. Mejor productos de higiene suaves y neutros, especial para la zona.

IMPORTANTE: Secarse bien la zona después de la ducha o baño. Dejarse la zona húmeda empeorará la infección.

Estreñimiento, tránsito lento y Cistitis.



Como ya dijimos en otra entrada (ENLACE), el 80% de las infecciones de orina tienen su origen bacteriano, y es la Escherichia Coli la bacteria causante del mayor número de infecciones.  Esta bacteria la encontramos en gran número en nuestro intestino y en ocasiones la cantidad de la bacteria aumenta llegando a producir infecciones en el sistema urinario (y en otras partes), tanto masculino como femenino.

Se ha comprobado que las digestiones que son pesadas, largas o aquellas personas cuyo tránsito digestivo es lento, promueve las infecciones del tracto urinario. Los alimentos que permanecen mucho tiempo en el intestino y cuesta de digerir pueden sufrir la putrefacción y favorecer la proliferación bacteriana. Como el agua y líquido es absorbido a través de los intestinos de los alimentos y del agua que bebemos, es fácil que las bacterias pasen al riñón, o a otra parte del sistema urinario.

Por eso, un remedio o una forma de prevenir la cistitis recurrente, puede ser la  adopción de medidas que estimulen el tránsito: una dieta rica en fibra, es decir tomar más frutas y verduras. Como último recurso, el uso de laxantes (cuidado, estos son eficaces sólo transitoriamente, pero con el tiempo al dejarse se produce un efecto rebote.) 

Gayuba o "Uva ursi"



Recibe el nombre de Arctostaphylos uva ursi, aunque se le conoce con otros más comunes como gayuba, Uva ursi, uva de oso o rastrera. Es un arbusto típico de los climas templados y que para algunos, es el mejor remedio para la infección de orina o cistitis, más incluso que el arándano rojo.

De esta planta, lo que necesitamos para preparar el remedio son las hojas, que se suelen recolectar en otoño. Los frutos no son comestibles ya que para el ser humano contienen sustancias tóxicas. En cambio, a los osos sí les gustan estos frutos, de ahí uno de sus nombres. Aunque eso es otra historia.

Las últimas pruebas e investigaciones sugieren que la capacidad de la uva de oso para combatir las infecciones se debe a los principios activos, como arbutina e hidroquinona, sustancias que regulan el Ph y con alto poder antibacteriano. Además contiene taninos que tienen efectos astringentes, ayudando a reducir la inflamación y combatir la infección.

¿Cómo tomarlo?: 

Debido a que la gayuba o uva de oso puede ser tóxico, es conveniente consultarlo con su médico antes de tomarlo. Dosis recomendada en adultos son:

Si adquiere los comprimidos ya preparados: 
Secado de hierbas (en cápsulas): 2 - 4 g por día, estandarizado a 400-800 mg de arbutin.

Si lo prepara de forma tradicional:
Té: Remojar 3 g de hojas secas en  300 ml de agua (un vaso grande) durante 12 horas. Colar y beber frío o caliente 3-4 veces al día.

Uva ursi no debe tomarse durante más de 5 días a la vez y por precaución no debe administrarse a niños pequeños.




Remedio de la abuela con ajo, tomillo, manzanilla y lavanda.

Este es un remedio propio de los países de las costas del mediterráneo donde el tomillo, la lavanda y el ajo, son plantas endémicas y que podemos encontrar con facilidad. Además, con este remedio atacaremos la infección de orina por fuera y por dentro. Este remedio viene muy bien cuando la infección se ha producido por una bacteria como la E. Coli y que son las causantes de más del 80% de las infecciones, y como ataca la cistitis por fuera y por dentro, ayuda a eliminar las infecciones persistentes.

Ingredientes:
4 dientes de ajo
1 litro de agua
(10 gr.) un puñado de tomillo
(10 gr.) un puñado de lavanda
(10 gr.) un puñado de manzanilla

Preparación:
Se calienta el agua hasta que rompa a hervir. Una vez hierva, se añaden las plantas y los dientes de ajos que antes han sido cortado en trocitos pequeños. Se dejan hirviendo 5 minutos y luego se retira y se cuela. Separa un vaso del preparado.

Uso:
Del vaso que hemos separado, sacaremos la suficiente tisana para tomar un par de infusiones. Es posible que el sabor de la infusión no sea de nuestro agrado, así que podemos añadir un poco de miel. Beber medio vaso por la mañana en ayunas y medio por la mañana. 
La otra cantidad de la cocción la utilizaremos para lavarnos la zona.


Alimentos antibióticos.

Cuando vamos al médico con un problema de infección de orina, es posible que el tratamiento si se trata de una infección de orina bacteriana, es recetar antibióticos muy fuertes. Y en algunos casos, si la infección es débil, puede acabar con las bacterias de una vez por todas, pero en otros casos, puede hacer que vuelva a aparecer al debilitar también el sistema inmunológico.

Pero, si queremos, podemos incluir en nuestra dieta alimentos que tienen un efecto antibiótico y así combatir esas infecciones que se hacen recurrentes o cuestan hacer desaparecer. De hecho, varios de estos alimentos los hemos utilizado para preparar remedios caseros y naturales para las cistitis, uretritis o pielonefritis.

Algunos alimentos antibióticos son:


Y alimentos prohibidos para las infecciones de orina AQUÍ

E. Coli e infección de orina.

Conociendo al enemigo número uno de las infecciones.

Como se sabe, la infección de orina o cistitis, es producida por la invasión de algún microorganismo infeccioso. En general se produce por alguna bacteria, y la más frecuente, la bacteria que produce el 80% de las infecciones, recibe el nombre de E. Coli. 

Las E. Coli son un grupo de bacterias que podemos encontrar en nuestro cuerpo y de hecho son necesarias para realizar la digestión. La cantidad de esta bacteria y las variedades más dañinas son las que producen las molestas infecciones.

El contagio puede realizarse por contacto, a través del baño o de la comida. Y  para evitar el contagio de E.Coli dañinas es conveniente cocinar la comida hasta altas temperaturas. Ya que la bacteria no soporta temperaturas elevadas. También se aconseja no bañarse en aguas dulces estancadas siempre que no tengan un tratamiento específico.

La infección puede producirse a través de la uretra femenina y también masculina. En este caso sentiremos el típico escozor, picazón y ardor al orinar. Pero también puede producirse la infección a través de la sangre, en este caso, lo primero que se infecta son los riñones, con su particular dolor en la espalda baja.

Ácido filófago y Lactobacillus

Es muy frecuente que las infecciones de orina persistentes, apenas noten el efecto de  los antibióticos. Y que a lo largo de los años suelan aparecer una y otra vez. El problema de los antibióticos es que su efecto también perjudica a nuestro cuerpo. Producen la destrucción de la flora vaginal y desajustan el Ph haciéndolo más ácido y favoreciendo la reaparición de nuevas infecciones.

Para remediar esto, lo mejor es tomar alimentos probióticos. Son alimentos que favorecen la regulación de la flora y del Ph. Uno de los probióticos que se están utilizando actualmente y con buenos resultados es el  ácido filófago. Es el nombre comercial de un medicamentos cuyo componente principal es el Lactobacillus acidophilus, un bacteriófago que ayuda a conseguir un Ph menos ácido y por tanto un entorno que dificulta la proliferación de bacterias y hongos.

Así que ya sabes,  el Lactobacillus acidophilus puede ser un remedio efectivo para combatir aquellas infecciones (cistitis, uretritis, pielonefritis)  que se han hecho persistentes e inmunes a los antibióticos.

También es aconsejable introducir en la dieta alimentos alcalinizantes y probióticos. Como por ejemplo:



  • Yogur probiótico
  • Kefir
  • Chucrut
  • Chocolate negro
  • Algas
  • Sopa miso
  • Encurtidos
  • Tempeh
  • Kimchi
  • Té de Kombucha


La Fosfomicina.

Un nombre comercial: Monurol
Para aquellas cistitis, uretritis y pielonefritis graves, podemos echar mano a un remedio efectivo y rápido que nos va a ayudar a eliminar la infección es pocas horas. Se trata de un antibiótico de gran espectro que se llama Fosfomicina. Este medicamento es muy aconsejado por las personas que lo han probado y han quedado contentas con sus resultados favorables. Se suele vender sin receta y se encuentra comercializado en la mayoría de los países de Latinoamérica, España Estados Unidos y Europa.

La forma de tomarla es muy sencillo, basta con una dosis , un sobre vertido sobre un vaso de agua y disuelto en esta. Normalmente esta única dosis es suficiente, sobre todo cuando se trata de infecciones bacterianas como la más frecuente, Escherichia coli.

En general, no debe ser tomado por embarazadas o madres lactantes, tampoco si se es diabético/a,  personas con enfermedades de inmunosupresion o alteraciones anatómicas.  Lee siempre el prospecto y si tienes alguna duda consulta con tu médico.

Os facilito algunos estudios realizados por si queréis profundizar más:

Estudio 1
Estudio 2

Remedio para la cistitis: Malvavisco.

El Malvavisco es una planta de origen asiático, que ahora encontramos en la mayor cantidad de planeta, y que tiene un sin fin de propiedades medicinales que podemos aprovechar.

Esta hierba se utiliza como antiinflamatorio. Disminuye los estados inflamatorios del sistema urinario, como la cistitis, la uretritis o la Pielonefritis.

Un remedio sería beber una taza pequeña de infusión de malvavisco 3 veces al día. Esto suaviza las molestias, el escozor y además es un ligero diurético que impide que las bacterias se adhieran al tracto urinario.

Jugo de espinacas y pepino para la cistitis.

Este remedio casero y natural va ayudar a eliminar la cistitis favoreciendo la alcalinidad del cuerpo y aumentando la micción.

Estos jugos son eficaces diuréticos naturales y ayudan a eliminar bacterias de la vejiga.

 Tomar 1 taza de pepino o 100 ml de jugo de espinaca dos veces al día hasta que se note mejoría.

Un vaso de agua con cebada.

Quizá el sabor de este remedio casero y natural no sea del agrado de todos, de hecho, no creo que le guste a mucha gente. Pero viene muy bien en los casos de leves infecciones de orina.

Como los demás alimentos recomendados para problemas de infecciones de vías urinarias, la cebada es un diurético muy potente que facilita la expulsión de líquidos.

Se sabe además que es un buen regulador del Ph interno al facilitar la osmosis celular.

Un potente diurético que regula el Ph de las vías urinarias es un alimento que nos va a servir de remedio natural y eficaz para la cistitis... pero ¿cómo lo tomamos?

Para esto, la primera mañana hay que tomar dos vasos grandes de agua con cebada. Luego otro por la noche y luego uno cada día en ayunas por la mañana. Se vierte en un vaso de agua hirviendo 1 cucharada de cebada y luego un chorro de limón. 

La gatuña para la cistitis.

Para este remedio vamos a utilizar una planta medicinal llamada Gatuña. Esta planta es muy conocida y utilizada desde hace años para los problemas de cistitis. Básicamente es un diurético potente y es además un sedante de las vías urinarias.

En un vaso de agua hirviendo hay que añadir 2 cucharadas de la raíz seca de gatuña muy picada, lo remueves y lo dejas reposar durante media hora, después lo cuelas y añade una cucharada sopera de miel. Ya tienes tu “infusión casera” lista para tomar.

Las tomas deben realizarse una por la mañana en ayunas y otra por la tarde. Este remedio casero, da resultados siempre y cuando la cistitis sea provocada por una inflamación de la vejiga.

La asnillo, balomaga, detiene bueyes, espinilla, gatilla, gatuna, gatuña, hierba toro, peine de asno, quiebra arados son nombres comunes de Ononis spinosa.

Piña para combatir la infección de orina.

En general, cualquier tipo de diurético es beneficioso para la infección de orina (cistitis), infecciones de riñones (pielonefritis) o de la uretra (uretritis). Pero hay algunos que son mejores que otros. En este caso, hablamos de la piña o ananá.

La piña es un potente diurético que favorece la digestiones, pero no solo ayuda a eliminar líquidos. También tiene un alto grado de contenido de vitamina C que ayuda a aumentan la acidez de la orina, haciendo que las bacterias no puedan crecer fácilmente.

Pero la acción de la piña o ananá no termina aquí. La bromelina es una enzima que se encuentra en la piña. Y en un estudio se ha comprobado que las personas con infecciones de orina que recibieron bromelina junto con su ronda habitual de los antibióticos se deshizo de su infección y si la infección no es muy grave, bastaba con comer piña diariamente para deshacerse de la infección.

Resumiendo: Si sufres de infecciones de orina frecuentemente, recurre a la piña ya que es buena para la cistitis.

Otros alimentos buenos para combatir la infección de orina ENLACE

Infección de orina: cuidado con el bañador.

Durante los meses de verano, o si acudimos a la piscina muy de continuo, tenemos que tener cuidado con el bañador y la humedad. Mantener un bañador mojado durante mucho tiempo, junto con el calor, facilita que proliferen hongos y bacterias que fácilmente pueden producir una infección. Por eso, y sobre todo si tenemos infecciones recurrentes, debemos prestar una especial atención para que, a causa del bañador, no se nos produzca una infección.
Algunos consejos:

- Si te pruebas un bañador ajeno (aunque sea nuevo)... nunca se te ocurra quitarte la ropa interior.
- Además, se aconseja que se lave antes de usarlo por primera vez. En el proceso de fabricación pasa por máquinas y manos que pueden no ser higiénicamente saludables.
- No estés mucho rato con el bañador puesto si está mojado. Es conveniente cambiarlo y ponerte ropa seca , sobre todo si no te vas a bañar más.
- Después de utilizarlo, lávalo bien. No por estar bañándote está limpio, lávalo bien para eliminar bacterias y hongos.
- No os prestéis trajes de baños. Es una prenda que se encuentra en contacto con las partes íntimas y, puede producir un contagio simplemente por prestar o que te presten el traje de baño.


Estos consejos que son muy evidentes y parecen lógicos, a veces no se practican. Y el caso es que durante el verano suelen aumentar las infecciones urinarias, vaginales, etc.




El poder del apio.

Por su poder diurético y alcalnizante el apio es uno de los mejores remedios caseros y naturales para los problemas de infecciones de orina.

Primeramente, la capacidad depurativa y diurética del apio, favorece la expulsión de las bacterias y otros gérmenes infecciosos que producen la infección. Evitando así que se infecte la vejiga o los riñones, por tanto, si se come bastante apio, las infecciones serán menores y/o menos graves.

Segundo, el poder alcalinizante del apio evita que se desajuste el Ph del cuerpo y sobretodo de las vías urinarias.

Así que ya sabes, si quieres evitar las infecciones de orina, debes comer apio diariamente. Pero si tienes cistitis recurrente (u otro tipo de infección de las vías urinarias) puede tomar apio con el siguiente remedio:

Verter 1 cucharada de semillas de apio en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar por 10 minutos. Presionar las semillas y tomar esta preparación distribuidas en tres tomas diarias.

Un remedio muy sencillo: el calor.

En la práctica del yoga, se eliminan las contracturas y las tensiones y, gracias a estirar y presionar los músculos y órganos con los ejercicios, se consigue que cada parte del cuerpo funcione correctamente aportando un nuevo flujo de riego sanguíneo que facilita la eliminación de toxinas, la oxigenación de los tejidos,  y la aportación de nutrientes. Consiguiendo así que se mantengan sanos los órganos y músculos implicados en los ejercicios del yoga.

Pero no es necesario hacer yoga para el problema de la cistitis (aunque es aconsejable). Basta con aplicar calor en el bajo vientre.

Para este remedio natural, casero y fácil de hacer, simplemente necesitamos aplicar una compresa caliente o una botella de agua caliente o incluso tomar un buen baño. Esto, no sólo alivia los síntomas, sino que también trae más sangre con glóbulos blancos y otros productos sanguíneos que combaten infecciones en el área afectada. 

Además, puedes combinar los baños de calor con otros remedios para los problemas de infecciones de orina, como por ejemplo los baños con infusiones con tomillo y manzanillas o tomar zumos de limón o arándano rojo.

Pero este remedio no es recomendado para las embarazadas, ya que pudiera causar defectos de nacimiento o abortos espontáneos.