CATAPLASMA CALIENTE DE PUERROS Y VINAGRE.



La piel tiene la capacidad de absorber, sobre todo cuando se mantiene caliente y se abren los poros. Este es el efecto del cual se aprovecha los balnearios y, otro ejemplo menos saludable, los parches de nicotina que van introduciéndo la nicotina en la piel poco a poco. Pues podemos aprovechar esta propiedad de la piel para realizar un cataplasma que va a combatir la infección.

Una cataplasma muy útil que hace efectos de forma rápida es el siguiente.

Ingredientes:
3 puerros
1/2 litros de agua.
Sidra de manzana

Preparación:
Se debe calentar el agua con los puerros cortados bien finos. Cuando este hirviendo se vierte un chorro de sidra. Se remueve y luego se cuela.

Uso:
Lo ideal es colocarse el cataplasma calentito, por tanto puedes aplicarlo sobre el bajo abdomen en varias veces.... mínimo una hora. Verás como se siente alivio desde los primeros minutos.