Ducharse mejor que bañarse.

Es cierto que es muy agradable tomarse un baño con agua caliente y con ciertas sales relajantes. Pero si tenemos infección de orina cistitis, es aconsejable dejar esto a un lado y durante un tiempo, es preferible que cambies los baños por las duchas.


En realidad, las duchas, además de ser más ecológicas limpian mejor nuestro cuerpo. Mejor que un baño. 

Cuando nos bañamos, y tenemos una infección, es probable que la zona genital permanezca mayor tiempo con mojada, algo totalmente desaconsejable si la infección se debe sobre todo a hongos (como la Cándida). Piensa que durante un tiempo, estas propiciando las condiciones perfectas para que este hongo se desarrolle: humedad y calor. Además en una ducha se eliminan mejor las bacterias y los hongos, ya que no es agua estancada.

Por otra parte, si añadimos las sales de baño, es probable que estas puedan irritar más la zona. Aunque la sal en sí no es mala para la infección, sí es cierto que a continuación del baño, produce el efecto de resecar la piel, pudiendo afectar una zona sensible e irritándola. Los aceite tampoco son aconsejables y en general para ningún producto perfumado. Mejor productos de higiene suaves y neutros, especial para la zona.

IMPORTANTE: Secarse bien la zona después de la ducha o baño. Dejarse la zona húmeda empeorará la infección.