Estreñimiento, tránsito lento y Cistitis.



Como ya dijimos en otra entrada (ENLACE), el 80% de las infecciones de orina tienen su origen bacteriano, y es la Escherichia Coli la bacteria causante del mayor número de infecciones.  Esta bacteria la encontramos en gran número en nuestro intestino y en ocasiones la cantidad de la bacteria aumenta llegando a producir infecciones en el sistema urinario (y en otras partes), tanto masculino como femenino.

Se ha comprobado que las digestiones que son pesadas, largas o aquellas personas cuyo tránsito digestivo es lento, promueve las infecciones del tracto urinario. Los alimentos que permanecen mucho tiempo en el intestino y cuesta de digerir pueden sufrir la putrefacción y favorecer la proliferación bacteriana. Como el agua y líquido es absorbido a través de los intestinos de los alimentos y del agua que bebemos, es fácil que las bacterias pasen al riñón, o a otra parte del sistema urinario.

Por eso, un remedio o una forma de prevenir la cistitis recurrente, puede ser la  adopción de medidas que estimulen el tránsito: una dieta rica en fibra, es decir tomar más frutas y verduras. Como último recurso, el uso de laxantes (cuidado, estos son eficaces sólo transitoriamente, pero con el tiempo al dejarse se produce un efecto rebote.)