Sexo e infección de orina.

Pocas personas saben la relación entre la sexualidad con la cistitis o la infección de orina. Pero en la realidad, son muchas las mujeres las que, después de las relaciones, o a causa de estas, tienen problemas de cistitis, uretritis... De hecho se calcula que el 80% de los casos de infección de orina tienen como causa principal las relaciones sexuales. Así que es conveniente seguir unos pequeños consejos que nos van a ayudar a mantener a raya las infecciones.

  • Es conveniente lavarse la zona genital (la pareja) antes y después de las relaciones.
  • Si las infecciones se hacen persistentes, durante el tratamiento médico, puede ser beneficioso no tener relaciones.
  • Si crees que tu pareja puede tener las bacterias, hongos o virus y que te las contagia durante las relaciones, debe seguir el tratamiento para evitar futuros contagios mutuos.
  • No es conveniente utilizar preservativos con espermicidas.
  • Es más frecuentes que se produzcan infecciones en mujeres que utilizan DIU
  • Después de las relaciones es bueno beber mucho líquido, zumos de frutas diuréticas o infusiones también diuréticas.
  • Beber zumo de arándanos o un comprimido.
  • Las relaciones anales deben realizarse prestando especial cuidado a la higiene. Nunca hacerse antes de la penetración vaginal.
  • A la hora de la penetración puedes guiarla con la mano para así evitar arrastrar patógenos.
  • Hay lubricantes que pueden variar el Ph de la zona genital y favorecer la proliferación de las bacterias. Si esto sucede es mejor utilizar otro tipo de lubricante.