E. Coli e infección de orina.

Conociendo al enemigo número uno de las infecciones.

Como se sabe, la infección de orina o cistitis, es producida por la invasión de algún microorganismo infeccioso. En general se produce por alguna bacteria, y la más frecuente, la bacteria que produce el 80% de las infecciones, recibe el nombre de E. Coli. 

Las E. Coli son un grupo de bacterias que podemos encontrar en nuestro cuerpo y de hecho son necesarias para realizar la digestión. La cantidad de esta bacteria y las variedades más dañinas son las que producen las molestas infecciones.

El contagio puede realizarse por contacto, a través del baño o de la comida. Y  para evitar el contagio de E.Coli dañinas es conveniente cocinar la comida hasta altas temperaturas. Ya que la bacteria no soporta temperaturas elevadas. También se aconseja no bañarse en aguas dulces estancadas siempre que no tengan un tratamiento específico.

La infección puede producirse a través de la uretra femenina y también masculina. En este caso sentiremos el típico escozor, picazón y ardor al orinar. Pero también puede producirse la infección a través de la sangre, en este caso, lo primero que se infecta son los riñones, con su particular dolor en la espalda baja.