Infusión casera de ajo, tomillo e hinojo.

Para hacer este remedio casero y natural para la infección de orina, vamos a utilizar varios ingredientes, dos de ellos ya los empleamos en otros dos remedios:el hinojo, el tomillo y el ajo.  Todos ellos con propiedades antibacterianas muy eficaces. Además al ser un remedio que actúa desde dentro, será beneficioso para cualquier zona donde se encuentre la infección: Cistitis, uretritis, pielonefritis. Veamos pues como prepararlo:

Ingredientes:
2 dientes de ajo.
tomillo
hinojo

Preparación:
Debes picar dos dientes de ajo, añadir una cucharada de tomillo y un poco de hinojo picado en un litro de agua. Hierve durante 15 minutos, deja reposar 5 y cuela antes de consumir. Puedes endulzar la infusión con miel o un poco de azúcar moreno.

Uso:
Bebe dos o tres tazas diarias. Puedes aumentar las proporciones y preparar para varios días.

El bicarbonato sódico

Algunos alimentos que utilizamos como remedio casero y natural para las infecciones de orina buscan encontrar el nivel óptimo de acidez en el cuerpo y sobre todo de la zona donde se ha producido la infección. El remedio del limón, que aun siendo ácido produce una sangre más alcalina; el remedio del yogur probiótico, o el remedio del árbol de té, tienen como finalidad hacer recuperar el Ph adecuado de nuestra sangre y por tanto la salud de nuestro cuerpo. Básicamente este tipo de remedios consisten en conseguir un medio un poco básico: un medio ácido es más adecuado para reproducir bacterias u hongos y por tanto es un medio que permite las infecciones. En cambio, en un medio alcalino o básico, sucede lo contrario. Por eso, la manera natural de mantener la salud es mantener el Ph un poco alcalino.

Otro  producto que nos va a servir para recuperar el equilibrio saludable del PH, y con un sinfín de propiedades y beneficios, es el bicarbonato sódico.

PREPAREMOS EL REMEDIO.

Se disuelve 1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua. Tomar un vaso diario de este remedio inmediatamente después de beber dos vasos de agua.

Este remedio sirve tanto para infecciones de la uretra, vagina e incluso en el riñón, que es cuando sentimos dolores en la parte baja de la espalda además de escozor al miccionar.