Remedio casero y natural: el madroño.


El madroño tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias en el tracto urinario lo hace muy útil para curar infecciones de orina: cistitis y uretritis.

Entre otras propiedades interesantes para la cistitis es que regenera y facilita la depuración de la sangre.

Así que ya sabes, cuando tengas cistitis, un par de madroños al día y verás que bien te sienta. Además estan muy buenos.

Los frutos están maduros en verano, al principio. En cambio en las fruterías puedes encontrarlo durante todo el año. Pero lo debes pagar... claro.


Remedio casero y natural: infusión de manzanilla.

Durante las infecciones de orina se producen escozores, picores (purito), micciones amarillentas y olorosas, etc... muchas de ellas provocado por hongos o bacterias. Un remedio casero y natural para combatir las infecciones y las molestias es lavar la zona con infusión de manzanilla.

Para ello debemos empapar la zona genital con una infusión de manzanilla. En medio litro de agua caliente se colocan dos bolsas de manzanilla amarga (50 gramos cada litro). Se deja reposar hasta que el agua se tibie para entonces lavar bien la vulva y la entrada de la vagina. Puedes hacerlo en un bidé o en un barreño pequeño.

Puedes realizar el lavado con una gasa o pañuelo ( mejor de tela). Debes hacer el lavado dos veces al día hasta que desaparezcan las molestias.

Si quieres hacerlo tres veces al día, no te preocupes, la manzanilla amarga es muy suave con la piel. De hecho, se utiliza para conjuntivitis y limpiezas oculares... y esta zona también es muy sensible.