Mezcla de: Cola de caballo, ortiga y bolsa pastor.

Para este remedio casero y natural para la infección de orina, debemos combinar a partes iguales tres plantas: bolsa de pastor (un tonificador uterino y diurético), con cola de caballo (para problemas e infecciones fuertes que afecten al riñón) y ortiga verde (que ya de por sí, es todo un remedio) .

Para preparar la mezclar debes añadir cuatro cucharadas de la mezcla en un litro de agua. Se deja hervir 5 minutos una vez rompa a hervir y dejar 10 más en reposo para evitar quemarse.

Una vez preparado, se debe beber a pequeñas dosis durante todo el día, la primera toma en ayunas y el resto después de haber comido algo.

Este remedio puedes endulzarlo con un poco de miel.

Cerezas para la infección de orina.


En general los frutos rojos son buenos para la cistitis o infección de orina. El más utilizado es el arándano rojo (enlace). Pero también podemos usar otras frutas rojas como son las cerezas.

Si queremos utilizar las cerezas como un remedio natural y casero, podemos elaborar un sencillo jarabe natural compuesto por 1/2 kilo de cerezas, incluyendo los rabos, que deben ser calentadas al baño maría.

Cuando estén blandas, debes quitar los huesos y el resto, para ello lo mejor es pasar por un tamiz.

Agregar una cucharada de miel y unas gotitas de limón en lo que se tome.

Guardar la pasta resultante en un recipiente hermético dentro del frigorífico.

Tomar 2 ó 3 cucharadas al día y verás que en pocos días desaparece la cistitis.

Además de hacer desaparecer la cistitis, también ayuda a preveer que vuelva a aparecer.

Un caldito de cebolla.


La cebolla es un gran desinfectante, por lo tanto comerla sobre todo cruda, nos ayuda a protegernos contra las enfermedades infecciosas... Este remedio casero y natural es muy recomendable para los problemas de propensión a la cistitis.

Hay que tener en cuenta que al igual que el ajo (pero con un sabor más agradable), la cebolla es un antibiótico natural y ingerirla nos ayudará a desarrollar un sistema inmunológico más eficaz.

¿Qué necesitamos para preparar un caldo para curarnos la infección de orina?

1 cebolla
1/5 litro de agua mineral

Vamos a preparar este remedio casero y natural.

Trocear la cebolla y cocer en agua hasta reducir a la mitad. Macerar 8 horas.
Preparar por la noche y al levantarse colar y tomar.

De todas formas, si no te gusta este remedio puedes tomarlo de otra forma (mejor cruda) , lo importante es introducir la cebolla en la dieta.

Come más vitamina C

Por supuesto es muy importante tener una dieta saludable, equilibrada rica en minerales, vitaminas y todos los elementos que necesitemos a lo largo del día. Pero si tenemos cistitis o infección de orina tienes que tener en cuenta que lo que no te puede faltar en tu dieta es la vitamina C. La vitamina C previene el crecimiento de bacterias debido al ambiente ácido creado en la vejiga y el tracto urinario. Naranja, kiwi, mandarina y muchas más frutas contienen vitamina C. Es por eso que el arándano rojo se come para aliviar los síntomas de la cistitis: por su vitamina C.


Las frutas cítricas son una fuente excelente de vitamina C y se puede agregar a su dieta en forma de un plato de frutas mixtas. También puede utilizar un aderezo hecho con aceite de oliva y el jugo de limón o jugo de naranja.

Si eres propensa a tener infección de orina puedes ver otros remedios, aunque sobre la alimentación, es también recomendable comer yogures con alimentos probióticos.

Una ducha vaginal con yogur probiótico.

Las duchas vaginales con yogurt probioticos, contienen Lactobacillus vivos o bacterias beneficiosas, pueden ayudar a recuperar la flora intestinal y restaurar el equilibrio entre los microorganismos beneficiosos y la infección o cistitis.

Para obtener los mejores resultados de esta ducha, siga los pasos:

1º- Prepare la mezcla de ducha con el yogur y agua.

2º- Debes utilizar unos recipientes con una boquilla que se utilizan para las duchas vaginales. Asegúrate de que el recipiente este limpio desinfectado. Si no es así, límpialo con una solución antiséptica buena.

3º- Un consejo, colócate en la bañera con una toalla doblada debajo de sus nalgas.

4º-Inserte la boquilla dentro de su vagina con un suave movimiento de rotación y deje que la solución fluya lentamente.

5º-Use sus dedos para cerrar los labios vaginales, sellarlos, ejerciendo un poco de presión.

Una ducha eficaz debe hacerse de unos diez minutos.

La parietaria.

La parietaria o, como se conoce comunmente, la "hierba del muro", es una planta que suele crecer al abrigo de los muros o grandes extensiones. Es una planta interesante para tratar problemas de infecciones de orina, uretritis, vaginitis, etc... Sobre todo es una planta beneficiosa para la cistitis.

Esta planta posee una potente capacidad diurética y será capaz de limpiar los conductos urinarios.

Además de su efecto diurético, las flavonoides y los elementos ácidos, ayudan a desinfectar los conductos ya sean por bacterias o por virus.

Para tomar este remedio casero y natural para la cistitis lo único que necesitas es: Hacer una infusión con un litro de agua y tres cucharadas de parietaria. Puedes tomar dos tazas cada día hasta que te mejores. No existen datos de intoxicación por el uso de la planta.

Remedio casero y natural: el madroño.


El madroño tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias en el tracto urinario lo hace muy útil para curar infecciones de orina: cistitis y uretritis.

Entre otras propiedades interesantes para la cistitis es que regenera y facilita la depuración de la sangre.

Así que ya sabes, cuando tengas cistitis, un par de madroños al día y verás que bien te sienta. Además estan muy buenos.

Los frutos están maduros en verano, al principio. En cambio en las fruterías puedes encontrarlo durante todo el año. Pero lo debes pagar... claro.


Remedio casero y natural: infusión de manzanilla.

Durante las infecciones de orina se producen escozores, picores (purito), micciones amarillentas y olorosas, etc... muchas de ellas provocado por hongos o bacterias. Un remedio casero y natural para combatir las infecciones y las molestias es lavar la zona con infusión de manzanilla.

Para ello debemos empapar la zona genital con una infusión de manzanilla. En medio litro de agua caliente se colocan dos bolsas de manzanilla amarga (50 gramos cada litro). Se deja reposar hasta que el agua se tibie para entonces lavar bien la vulva y la entrada de la vagina. Puedes hacerlo en un bidé o en un barreño pequeño.

Puedes realizar el lavado con una gasa o pañuelo ( mejor de tela). Debes hacer el lavado dos veces al día hasta que desaparezcan las molestias.

Si quieres hacerlo tres veces al día, no te preocupes, la manzanilla amarga es muy suave con la piel. De hecho, se utiliza para conjuntivitis y limpiezas oculares... y esta zona también es muy sensible.

La falta de higiene como causante de la cistitis.

Para evitar la cistitis, uno de los aspectos principales es la higiene. Una correcta limpieza e higiene de estas partes intimas y sensible después de hacer ejercicio y sudar, o después de defecar o después de tener relaciones sexuales, ayudará a evitar que aparezcan irritaciones vaginales. Se ha comprobado que cerca del 80% de las infecciones de orina se producen a causa de una higiene inadecuada.

La limpieza debe realizarse de adelante hacia atras para evitar contaminar la vulva , o uretra con restos fecales y sus bacterias.

Los jabones deben ser suaves y abundante agua. Por el contrario, se deben evitar los jabones aromatizados, champús, desodorantes íntimos, sales de baño, compresas aromatizadas y todo lo que pueda irritar la uretra.

Se puede evitar la sudoración (en parte) las ropas que impidan o dificulten la evaporación del sudor, especialmente medias panty, bragas apretadas, prendas de fibra sintética, etc.. El algodón es lo más indicado en estos casos.

Remedio para la infección de orina o cistitis. El Agua.

La infección de orina se produce a causa de la invasión provocada por ciertas bacterias en el tracto urinario, osea, en la abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer.

Beber mucha agua (mínimo 2 litros diarios) mientras se padece la infección de orina o cistitis, puede ser un remedio para eliminar la infección. Es un truco casero para que los síntomas desaparezcan. Sintomas comunes como:

Picazón o quemazón en la uretra al orinar.
Enrojecimiento de la vulva y picor vaginal (en las mujeres).
Dolor al orinar y en las relaciones sexuales.
Color turbio, lechoso (espeso) o anormal de la orina.

Al diluir la cantidad de bacterias que pasan por el tracto urinario, hace que desde el primer momento, las molestias sean menores. Además los médicos opinan que beber grandes cantidades de agua ayuda a limpiar el tracto urinario de bacterias.

Además, para reducir los síntomas y molestias no hay que beber alcohol ni fumar.

Una curiosidad: 
Los hombres tienen igualmente infecciones de orina, pero al ser su tracto urinario más largo que el de las mujeres, las bacterias y otros gérmenes que originan la infección, encuentran más dificultad de adentrarse hasta la vejiga urinaria o riñones, por tanto la infección será de menor importancia. Al beber mucha agua evitamos que las bacterias asciendan tan fácilmente y conseguimos el mismo efecto que el que produce la anatomía del hombre.

Remedio para la cistitis: El árbol de té.

El aceite de árbol de té (no relacionadas con la planta del té verde) se obtiene de la destilación del aceite de las hojas del árbol Melaleuca alternifolia . Originaria de Australia, los aborígenes de este país lo han utilizado por sus propiedades desde hace cientos de años.

El aceite esencial del árbol del té tiene un triple efecto antiséptico, que actúan contra las bacterias, hongos y virus también es bactericida, fungicida, antiviral, la curación, anti-inflamatorias desodorante, expectorante y balsámico.

No hay toxicidad conocida o efectos secundarios, no irrita la piel y no existe ningún riesgo para la salud.

Para las enfermedades virales de la piel, el aceite de árbol de té es una de las más valiosas.

Para las infecciones ginecológicas, el gel a base de árbol de té se colocará ,una gota, en el tampón.

Para prevenir las infecciones vaginales, poner una gota en el salvaslip.