BARBAS DE MAÍZ PARA LA CISTITIS.

La infección de orina es producida por una proliferación de patógenos que se quedan alojadas en la uretra, la vejiga y en algunos casos los riñones. En las mujeres, es más fácil que la infección llegue a los riñones, produciendo pielonefritis, esto se debe a que la uretra es más corta en las mujeres. Para evitar que los agentes infecciosos suban por la uretra y que la infección se complique, es ideal tomar mucha agua y un fuerte antidiurético. Un diurético especialmente potente y con acción protectora, es las barbas de maíz. Una infusión de esta parte de la planta barre las colonias de bacterias.

Ingredientes:
1 litro de agua.
30 gramos de barbas de maíz.

Preparación:
Calentamos el agua hasta que hierva. Echamos las barbas de maíz y dejamos hirviendo durante 10 minutos. Después de este tiempo apagamos el fuego y dejamos enfriar. Podemos endulzar al gusto evitando el azucar moreno.

Uso:
Hay que tomar un vasito 6 veces al día.

HOMEOPATÍA E INFECCIÓN DE ORINA.


En homeopatía, existen remedios para aliviar los dolores y el malestar provocados por la cistitis: dolor al orinar, ardor, escozor, debilidad, fiebre, picor, mal olor, coloración de la orina, etc... A continuación mostramos algunos de los remedios homeopáticos más utilizados.

Aconitum apellus: Un remedio que es utilizado para que a la hora de miccionar, esta sea menos dolorosa o escueza menos. 

Apis mellifica: Este remedio viene muy bien cuando no paramos de orinar y orinar. En sí, orinar frecuentemente cuando se sufre cistitis porque ayuda a expulsar el agente infeccioso. No obstante, si escuece mucho, sobre todo al final de la micción, el Apis mellifica viene fenomenal.

Belladonna: Si el Apis es capaz de reducir la frecuencia urinaria, la Belladonna puede hacer que la micción sea menos dolorosa. También es un remedio si existe una micción con una pequeña cantidad de sangre en la orina, aunque en todo caso hay que acudir al médico para un revisión.

Berberis vulgaris: Otro remedio para ese dolor típico de la cistitis y del ardor que se extiende a la uretra. Además, sirve para evacuar toda la orina, que no se quede en la uretra y pueda irritar aun más. Desaparece la sensación de que quedan unas gotas de orina en la uretra.


Otros remedios para la micción dolorosa, la irritación y escozor, son:

Cantharis, Boorax, Umbellata Chimaphila, Clematis, Equisetum, Lycopodium, Nux Vomica o Zarzaparrilla.


Qué dosis hay que tomar?

Después de seleccionar el remedio que más se acerque a nuestra sintomatología, debemos tener en cuenta que, como norma general, si nos automedicamos, debemos empezar por las dosis de menor potencia. La potencia aumenta en la siguiente escala: 6X, 6C, 12X, 12C, 30X o 30C.

Las instrucciones deben leerse y si puede ser, pedir consejo al farmacéutico o médico naturista.

Muchos médicos sugieren que los remedios homeopáticos pueden empezar a tomarse del siguiente modo: Tome una dosis y esperará una respuesta. Si no se observa mejoría, continuar esperando y dejar que el remedio actúe. Si se empieza a sentir la mejora, se puede tomar otra dosis. La frecuencia de la dosis varía según el estado y el individuo. A veces, una dosis puede ser necesario varias veces por hora; otras veces una dosis puede estar indicado varias veces al día; y en algunas situaciones, una dosis por día (o menos) puede ser suficiente.

Si este no es efectivo en un plazo razonable de tiempo, seleccione un remedio diferente.

En general, estos remedios no tienen contraindicaciones, no obstante, si se toman otros medicamentos o se sufre alguna enfermedad, es conveniente comunicárselo al médico.

ANTICONCEPTIVO Y CISTITIS.

Aunque no se suela decir, para evitar que la gente deje de comprar y utilizarlos, existe una alta probabilidad de que si tienes cistitis recurrentes, pueda tener algo que ver el método anticonceptivo que estés utilizando. Si por ejemplo has ido al médico, has tomado antibióticos, otras medicinas, has variado la alimentación y mantienes hábitos higiénicos y saludables y, aun así sigues con infecciones recurrentes, es probable que se deba al método anticonceptivo que utilices para protegerte. Puedes pues probarlo simplemente cambiando por unos días un anticonceptivo por otro diferente.

Se sabe, que utilizar el diafragma puede comprimir el paso entre la vejiga y el útero (el cuello uterino). Si sucede esto es fácil que se lastime, provocando una inflamación que puede presionar el conducto urinario, impidiendo el paso de la orina y favoreciendo la infección. 

Otro ejemplo es el de los espermicidas. Que provocan desajustes en la flora vaginal que pueden acabar en una infeccion. Puede provocar daños vaginales y algunas personas son alérgicas.

Y hablando de alergias, es fácil que encontremos personas que son alérgicas al látex, al preservativo tanto masculino como femenino. En este caso lo adecuado sería utilizar durante unos minutos unos guantes de látex y si produce algún tipo de reacción alérgica, podemos cambiarlo por otros materiales.

Por último, si tomas pastillas anticonceptivas, no creas que te salvas. Es frecuente que muchas mujeres tengan infecciones en el aparato urinario de forma recurrente desde que que empiezan el tratamiento anticonceptivo. Y si luego tienes que seguir un tratamiento para antibiótico para "atacar" la infección, es probable que este pueda afectar la eficacia de las pastillas.

Así que ya sabes, ante cistitis recurrentes, puedes plantearte si será debido al método anticonceptivo que utilizas ( preservativo, pastillas anticonceptivas, DIU, Diafragma, etc...). Y basta con cambiarlo o dejarlo por un tiempo para salir de dudas.


CATAPLASMA CALIENTE DE PUERROS Y VINAGRE.



La piel tiene la capacidad de absorber, sobre todo cuando se mantiene caliente y se abren los poros. Este es el efecto del cual se aprovecha los balnearios y, otro ejemplo menos saludable, los parches de nicotina que van introduciéndo la nicotina en la piel poco a poco. Pues podemos aprovechar esta propiedad de la piel para realizar un cataplasma que va a combatir la infección.

Una cataplasma muy útil que hace efectos de forma rápida es el siguiente.

Ingredientes:
3 puerros
1/2 litros de agua.
Sidra de manzana

Preparación:
Se debe calentar el agua con los puerros cortados bien finos. Cuando este hirviendo se vierte un chorro de sidra. Se remueve y luego se cuela.

Uso:
Lo ideal es colocarse el cataplasma calentito, por tanto puedes aplicarlo sobre el bajo abdomen en varias veces.... mínimo una hora. Verás como se siente alivio desde los primeros minutos.



AGUA MAGNETIZADA.


Es beneficioso beber mucha agua cuando sufrimos de cistitis... pero la verdad es que este es un remedio, que consiste en beber agua y que no lo conocía hasta la fecha. No obstante, he decidido hacer una mención a este tipo de tratamiento para la cistitis (y otros tantos males según algunos), pero que según la wikipedia no tiene ningún tipo de mejora ya que es un método pseudocientífico. Esto quiere decir que no se puede comprobar con métodos científicos pero que parece que "algo" sí que funciona.

El  agua magnetizada se vende ya embotellada, pero también la podemos "fabricar" nosotros. Basta con obtener los imanes adecuados, tales como imanes (Auris), por ejemplo.

Cada noche se coloca una olla o una botella de agua entre los dos imanes, de modo que esté dentro del campo magnéticos que se produce entre ellos. Al día siguiente se obtiene ya un agua magnetizada... No obstante, no debe calentarse y por tanto no sirve para cocinar. 

El fundador de Auris comenta los beneficios de esta maravillosa agua "El agua magnetizada por su fuerte capacidad de hidratación, evita la acumulación de residuos en la excreción, la deposición en las paredes de los vasos, la congestión de los órganos, elimina cálculos renales, bajar el colesterol y la diabetes, combate el estreñimiento, el hígado o insuficiencia biliar, promueve la pérdida de peso, fatiga y falta de lucha de la energía, prevenir lesiones durante el ejercicio y mejorar el rendimiento físico ".

La explicación teórica es que los electrones de los minerales que se encuentran en el agua son ordenados y por tanto no se van acumulando entre ellos. Facilitando así la absorción de estos y produciendo mejoras en aquellas partes del cuerpo que la absorban. Esto es lo que yo he entendido, cualquiera, sin ser experto, lo entenderá mejor.

Si alguno decide opinar o aportar información, será agradecido... con un "gracias".

INFUSIÓN DE PEREJIL PARA LA CISTITIS.


Hay alimentos que tienen cierto poder antibiótico como son el ajo, la cebolla o el limón, y que podemos utilizar para atacar una infección interna simplemente tomándolos de vez en cuando. En algunos remedios expuestos en la web, ya hemos utilizado varios... Pero en esta entrada podemos echar mano a un nuevo remedio que estará preparado con perejil, una planta que tiene cierto poder antibiótico y que tomado regularmente, eliminará la infección de orina, ya sea cistitis, uretritis o pielonefritis.

INFUSIÓN DE PEREJIL.

Ingredientes:
1 vaso de agua
2 cucharaditas de perejil.

Preparación:
Cortamos el perejil en trozos pequeños y lo echamos a un cazo pequeño con 1 vaso de agua. Llevamos a hervir y dejamos que hierva durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Luego retiramos y colamos. Podemos endulzar al gusto.

Uso:
Tomar media infusión preparada antes de acostarse y la otra media al levantarse en ayunas. Esto durante 4 días seguidos.

Contraindicaciones:
No tomar en embarazadas ni si tienes intención de quedar embarazada en breve. 

Ducharse mejor que bañarse.

Es cierto que es muy agradable tomarse un baño con agua caliente y con ciertas sales relajantes. Pero si tenemos infección de orina cistitis, es aconsejable dejar esto a un lado y durante un tiempo, es preferible que cambies los baños por las duchas.


En realidad, las duchas, además de ser más ecológicas limpian mejor nuestro cuerpo. Mejor que un baño. 

Cuando nos bañamos, y tenemos una infección, es probable que la zona genital permanezca mayor tiempo con mojada, algo totalmente desaconsejable si la infección se debe sobre todo a hongos (como la Cándida). Piensa que durante un tiempo, estas propiciando las condiciones perfectas para que este hongo se desarrolle: humedad y calor. Además en una ducha se eliminan mejor las bacterias y los hongos, ya que no es agua estancada.

Por otra parte, si añadimos las sales de baño, es probable que estas puedan irritar más la zona. Aunque la sal en sí no es mala para la infección, sí es cierto que a continuación del baño, produce el efecto de resecar la piel, pudiendo afectar una zona sensible e irritándola. Los aceite tampoco son aconsejables y en general para ningún producto perfumado. Mejor productos de higiene suaves y neutros, especial para la zona.

IMPORTANTE: Secarse bien la zona después de la ducha o baño. Dejarse la zona húmeda empeorará la infección.