CATAPLASMA CALIENTE DE PUERROS Y VINAGRE.



La piel tiene la capacidad de absorber, sobre todo cuando se mantiene caliente y se abren los poros. Este es el efecto del cual se aprovecha los balnearios y, otro ejemplo menos saludable, los parches de nicotina que van introduciéndo la nicotina en la piel poco a poco. Pues podemos aprovechar esta propiedad de la piel para realizar un cataplasma que va a combatir la infección.

Una cataplasma muy útil que hace efectos de forma rápida es el siguiente.

Ingredientes:
3 puerros
1/2 litros de agua.
Sidra de manzana

Preparación:
Se debe calentar el agua con los puerros cortados bien finos. Cuando este hirviendo se vierte un chorro de sidra. Se remueve y luego se cuela.

Uso:
Lo ideal es colocarse el cataplasma calentito, por tanto puedes aplicarlo sobre el bajo abdomen en varias veces.... mínimo una hora. Verás como se siente alivio desde los primeros minutos.



AGUA MAGNETIZADA.


Es beneficioso beber mucha agua cuando sufrimos de cistitis... pero la verdad es que este es un remedio, que consiste en beber agua y que no lo conocía hasta la fecha. No obstante, he decidido hacer una mención a este tipo de tratamiento para la cistitis (y otros tantos males según algunos), pero que según la wikipedia no tiene ningún tipo de mejora ya que es un método pseudocientífico. Esto quiere decir que no se puede comprobar con métodos científicos pero que parece que "algo" sí que funciona.

El  agua magnetizada se vende ya embotellada, pero también la podemos "fabricar" nosotros. Basta con obtener los imanes adecuados, tales como imanes (Auris), por ejemplo.

Cada noche se coloca una olla o una botella de agua entre los dos imanes, de modo que esté dentro del campo magnéticos que se produce entre ellos. Al día siguiente se obtiene ya un agua magnetizada... No obstante, no debe calentarse y por tanto no sirve para cocinar. 

El fundador de Auris comenta los beneficios de esta maravillosa agua "El agua magnetizada por su fuerte capacidad de hidratación, evita la acumulación de residuos en la excreción, la deposición en las paredes de los vasos, la congestión de los órganos, elimina cálculos renales, bajar el colesterol y la diabetes, combate el estreñimiento, el hígado o insuficiencia biliar, promueve la pérdida de peso, fatiga y falta de lucha de la energía, prevenir lesiones durante el ejercicio y mejorar el rendimiento físico ".

La explicación teórica es que los electrones de los minerales que se encuentran en el agua son ordenados y por tanto no se van acumulando entre ellos. Facilitando así la absorción de estos y produciendo mejoras en aquellas partes del cuerpo que la absorban. Esto es lo que yo he entendido, cualquiera, sin ser experto, lo entenderá mejor.

Si alguno decide opinar o aportar información, será agradecido... con un "gracias".

INFUSIÓN DE PEREJIL PARA LA CISTITIS.


Hay alimentos que tienen cierto poder antibiótico como son el ajo, la cebolla o el limón, y que podemos utilizar para atacar una infección interna simplemente tomándolos de vez en cuando. En algunos remedios expuestos en la web, ya hemos utilizado varios... Pero en esta entrada podemos echar mano a un nuevo remedio que estará preparado con perejil, una planta que tiene cierto poder antibiótico y que tomado regularmente, eliminará la infección de orina, ya sea cistitis, uretritis o pielonefritis.

INFUSIÓN DE PEREJIL.

Ingredientes:
1 vaso de agua
2 cucharaditas de perejil.

Preparación:
Cortamos el perejil en trozos pequeños y lo echamos a un cazo pequeño con 1 vaso de agua. Llevamos a hervir y dejamos que hierva durante unos 5 minutos, removiendo de vez en cuando.
Luego retiramos y colamos. Podemos endulzar al gusto.

Uso:
Tomar media infusión preparada antes de acostarse y la otra media al levantarse en ayunas. Esto durante 4 días seguidos.

Contraindicaciones:
No tomar en embarazadas ni si tienes intención de quedar embarazada en breve. 

Ducharse mejor que bañarse.

Es cierto que es muy agradable tomarse un baño con agua caliente y con ciertas sales relajantes. Pero si tenemos infección de orina cistitis, es aconsejable dejar esto a un lado y durante un tiempo, es preferible que cambies los baños por las duchas.


En realidad, las duchas, además de ser más ecológicas limpian mejor nuestro cuerpo. Mejor que un baño. 

Cuando nos bañamos, y tenemos una infección, es probable que la zona genital permanezca mayor tiempo con mojada, algo totalmente desaconsejable si la infección se debe sobre todo a hongos (como la Cándida). Piensa que durante un tiempo, estas propiciando las condiciones perfectas para que este hongo se desarrolle: humedad y calor. Además en una ducha se eliminan mejor las bacterias y los hongos, ya que no es agua estancada.

Por otra parte, si añadimos las sales de baño, es probable que estas puedan irritar más la zona. Aunque la sal en sí no es mala para la infección, sí es cierto que a continuación del baño, produce el efecto de resecar la piel, pudiendo afectar una zona sensible e irritándola. Los aceite tampoco son aconsejables y en general para ningún producto perfumado. Mejor productos de higiene suaves y neutros, especial para la zona.

IMPORTANTE: Secarse bien la zona después de la ducha o baño. Dejarse la zona húmeda empeorará la infección.

Orina ácida.


Solemos decir que un medio básico es ideal para evitar la proliferación de bacterias u hongos y es adecuado para que nuestra flora se mantenga en un nivel adecuado y saludable. Pero también un Ph muy ácido puede eliminar al elemento patógeno y nos puede servir para desinfectar cualquier zona... aunque por supuesto, también puede dañar a nuestro propio sistema. 

Este, no es el caso de la orina, la orina es generalmente ácida y si por ejemplo tomamos bebidas carbonatadas, que alcalinicen la orina, estamos favoreciendo un medio neutro, más adecuado para la proliferación de bacterias y hongos. Es por ello que la toma de cítricos (ricos en vitamina C), especialmente el limón, son capaces de acidificar la orina y consiguientemente la eliminación del agente patógeno a través de la micción.

Aparte de los cítricos y sobre todo el limón, podemos echar mano del vinagre de manzana en ensaladas y también se sabe que el zumo de arándano es un buen acidificante de la orina que además contiene un ingrediente que evita que las bacterias se adhieran al tracto urinario. También son beneficiosos los zumos de otras frutas en general no muy dulces y los de apio y perejil.

Beber mucha agua y té verde para que trabaje el riñón ayudarán a expulsar esas bacterias y hongos causantes de la infección.




Estreñimiento, tránsito lento y Cistitis.



Como ya dijimos en otra entrada (ENLACE), el 80% de las infecciones de orina tienen su origen bacteriano, y es la Escherichia Coli la bacteria causante del mayor número de infecciones.  Esta bacteria la encontramos en gran número en nuestro intestino y en ocasiones la cantidad de la bacteria aumenta llegando a producir infecciones en el sistema urinario (y en otras partes), tanto masculino como femenino.

Se ha comprobado que las digestiones que son pesadas, largas o aquellas personas cuyo tránsito digestivo es lento, promueve las infecciones del tracto urinario. Los alimentos que permanecen mucho tiempo en el intestino y cuesta de digerir pueden sufrir la putrefacción y favorecer la proliferación bacteriana. Como el agua y líquido es absorbido a través de los intestinos de los alimentos y del agua que bebemos, es fácil que las bacterias pasen al riñón, o a otra parte del sistema urinario.

Por eso, un remedio o una forma de prevenir la cistitis recurrente, puede ser la  adopción de medidas que estimulen el tránsito: una dieta rica en fibra, es decir tomar más frutas y verduras. Como último recurso, el uso de laxantes (cuidado, estos son eficaces sólo transitoriamente, pero con el tiempo al dejarse se produce un efecto rebote.) 

Gayuba o "Uva ursi"



Recibe el nombre de Arctostaphylos uva ursi, aunque se le conoce con otros más comunes como gayuba, Uva ursi, uva de oso o rastrera. Es un arbusto típico de los climas templados y que para algunos, es el mejor remedio para la infección de orina o cistitis, más incluso que el arándano rojo.

De esta planta, lo que necesitamos para preparar el remedio son las hojas, que se suelen recolectar en otoño. Los frutos no son comestibles ya que para el ser humano contienen sustancias tóxicas. En cambio, a los osos sí les gustan estos frutos, de ahí uno de sus nombres. Aunque eso es otra historia.

Las últimas pruebas e investigaciones sugieren que la capacidad de la uva de oso para combatir las infecciones se debe a los principios activos, como arbutina e hidroquinona, sustancias que regulan el Ph y con alto poder antibacteriano. Además contiene taninos que tienen efectos astringentes, ayudando a reducir la inflamación y combatir la infección.

¿Cómo tomarlo?: 

Debido a que la gayuba o uva de oso puede ser tóxico, es conveniente consultarlo con su médico antes de tomarlo. Dosis recomendada en adultos son:

Si adquiere los comprimidos ya preparados: 
Secado de hierbas (en cápsulas): 2 - 4 g por día, estandarizado a 400-800 mg de arbutin.

Si lo prepara de forma tradicional:
Té: Remojar 3 g de hojas secas en  300 ml de agua (un vaso grande) durante 12 horas. Colar y beber frío o caliente 3-4 veces al día.

Uva ursi no debe tomarse durante más de 5 días a la vez y por precaución no debe administrarse a niños pequeños.